Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

La tecnología está evolucionando más rápido que nunca, la banca y dinero cada vez más se manejan en forma electrónica, por lo que es importante entender las nuevas capacidades – no solamente para la conveniencia pero también para la seguridad. La banca electrónica, también conocida como la transferencia del fondo electrónico (EFT por sus siglas en inglés), se refiere a la transferencia de los fondos de una cuenta a otra por métodos electrónicos. Un estudio en el 2015 por la Reserva Federal encontró que el 22 porciento de los dueños de teléfonos celulares usan pagos móviles. Como la banca electrónica se vuelve cada vez más extensa, podrías encontrar casos donde es preferible hacer pagos o transferir dinero electrónicamente.

buying a home

Entender como se puede usar la banca electrónica te beneficiará a ti y a tus finanzas. Aprovechándolo no solo será más conveniente, pero te puede ayudar a rastrear tus transferencias y pagos. Hay tres aspectos claves de la banca electrónica: los cajeros automáticos (ATM por sus siglas en inglés), depósitos directos y compras con las tarjetas de débito.

ATMs
La mayoría de la gente está familiarizada con ATMs como un método para sacar y depositar dinero rápido y fácil. Las ATMs te dan la flexibilidad de sacar dinero en cualquier momento. A lo mejor no sabes que muchos de las ATMs también te permiten transferir los fondos entre tus cuentas y hacer depósitos, proporcionando las conveniencias rápidas y fáciles de la banca de 24/7.

Depósitos Directos
Una de las características más útiles de la banca electrónica es el depósito directo, que te permite autorizar los depósitos así como los retiros de tus cuentas. Si te pagan regularmente, tu empleador puede depositar tus cheques de pago directamente a tu cuenta del banco. Del mismo modo, para las cuentas recurrentes como la hipoteca o pagos de seguro, la banca electrónica te permite hacer los pagos correspondientes en una forma regular, con facilidad y sin olvidar pagar.

Compras con las Tarjetas de Débito
Las compras con las tarjetas de débito son en muchas cosas similares a las transacciones con la tarjeta de crédito. Con la banca electrónica, puedes hacer compras con las tarjetas de débito en persona, en el web o por teléfono. Te da la conveniencia de una tarjeta de crédito, pero te quitan el dinero directamente de tu cuenta vinculada a la tarjeta y no te permite gastar más de lo que tienes.

Ahora que sabes los beneficios de la banca electrónica, puedes aprender como manejar tus finanzas con tu Smartphone. Chequea nuestra pagina de la Banca Móvil para aprender más.

Compartir