Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

¿Estás listo para convertirte en dueño de casa? Una casa puede ser la compra más grande que hagas. Antes de comenzar a buscar una casa, es importante que entiendas como se van a afectar tus finanzas.

buying a home

La compra de una casa es una elección inteligente para mucha gente, pero antes de escoger un agente de bienes raíces, ten lo siguiente en cuenta:

  • Pagos de Enganche – Un enganche es el pago que das inicialmente por la casa, mientras que el resto del costo total va en la hipoteca. Esta inversión inicial mayor incluye el enganche en sí mas los costos de cierre, que totalizan al menos 3 por ciento del precio de compra de la casa. Aunque el enganche mínimo varía dependiendo del comprador, un pago del 20 por ciento te exime de tener que comprar un seguro hipotecario privado, el cual protege al banco.
  • Pagos Hipotecarios – Los pagos mensuales de la hipoteca no se comparan a pagos por renta mensual. Aún si los las cantidades mensuales son similares, el ser dueño de una casa significa que también eres responsable de pagar impuestos, seguro de casa, reparaciones y restauraciones, servicios públicos y otros tipos de pagos usualmente hechos por el dueño de una vivienda rentada.
  • Alquila una Casa – Si solo esperas quedarte en una casa durante un período específico de tiempo, considera alquilar una casa y establecer un contrato con el dueño. Por lo general, el alquiler es de entre 6 y 12 meses, pero se puede establecer por cualquier duración en el contrato de alquiler. Los alquileres son por tiempos más largos y más estrictamente definidos que los acuerdos de renta. Mientras que los términos de un acuerdo de renta pueden cambiar mensualmente, los contratos de alquiler solo se pueden modificar una vez que el período de alquiler expira.
  • Rentar vs Comprar – Para determinar si comprar o rentar es mejor para ti, considera que tanto estas dispuesto a invertir en una propiedad. La renta de una casa involucra un contrato en el que el inquilino paga renta por ocupar la propiedad, y usualmente conlleva pagos periódicos. Si los inquilinos tienen un acuerdo contractual para rentar por un período de tiempo, firman un contrato de arrendamiento. Los inquilinos no siempre son responsables del mantenimiento de una casa, mientras que los dueños de casa son responsables de los accesorios domésticos, reparaciones y otros servicios públicos. Los beneficios de comprar una casa también cambian de acuerdo al mercado de bienes raíces.

Compartir

Destaque