Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

A lo largo de tu vida vas a tener que tomar muchas decisiones acerca de gastos y ahorros. Tus metas pueden variar de compras pequeñas como un Smartphone a compras mayores, como un auto o una casa, o hasta ahorros a largo plazo para la jubilación o cosas inesperadas. Hay eventos de vida para los cuales puedes planear y ahorrar, tales como una educación universitaria o formar una familia, pero es imposible prever gastos no planeados. Y eso es por lo que los ahorros son muy importantes — guardar dinero te prepara para afrontar lo inesperado.

Información Básica para Ahorros y Gastos

Muchos Americanos gastan más de lo que ahorran, y (de acuerdo a una encuesta del Bankrate en 2015) ], aproximadamente una persona de cada cinco ahorra menos del 5 porciento de sus ingresos. Si dudas en comenzar a ahorrar o crees que es imposible, considéralo más como un puente para oportunidades muy interesantes y no una carga pesada. Es muy posible que vayas a necesitar tus fondos de ahorro para situaciones inesperadas, buenas o malas, a lo largo de tu vida. Aquí hay unos pasos básicos para ayudarte a comenzar.

  • Prepara un presupuesto y síguelo. Cuando prepares tu presupuesto sobreestima tus costos. De esta manera es muy probable que te sobre dinero que puedes poner directamente en tus ahorros.
  • Págate a ti mismo primero. Determina una cantidad fija cada mes para depositarla en tus ahorros y trátala como cualquier cuenta. Deposita parte de tu salario cada mes – idealmente de 10-12 porciento – y verás como aumentan tus ahorros.
  • Ahorra en forma inteligente. Escoge el método de ahorro que concuerde mejor con tus objetivos, y asegúrate en investigar bien para encontrar las tasas de interés mejores.
  • Prepárate para lo inesperado. Crea un fondo de emergencia con lo suficiente para cubrir de tres a seis meses de gastos en caso de que suceda algo inesperado.
  • Fija objetivos financieros para mantener el curso. Usa objetivos "SMART" para saber exactamente cuanto quieres ahorrar y cuanto tiempo te va a tomar lograr los objetivos. Es más fácil visualizar el progreso cuando se establecen metas claras.

Objetivos "SMART"

Cuestiones de la vida real son una buena motivación. Después de que hayas establecido un buen fondo de emergencias y tengas ahorrado lo suficiente para cubrir de tres a seis meses de gastos, puedes comenzar a ahorrar para lo que te gustaría tener. Piensa en objetivos a corto plazo (compras durante el mes o año actual) y a largo plazo (eventos de vida importantes o gastos mayores), y usa esta guía "SMART":

SPECIFIC [específico]. Fijar un objetivo claro te ayudará a enfocar tus ahorros.

    Por ejemplo: Ahorrar para unas vacaciones de verano.

MEASUREABLE [que se puede medir]. Un objetivo que se puede medir te permite ver la tarea real. Puedes medir el progreso hacia tu objetivo usando números reales.

    Por ejemplo: Una vacación de verano cuesta $3000 y tengo ahorrados $800.

ATTAINABLE [que se puede alcanzar]. Cuando fijes tus objetivos asegúrate que sea realista y esté a tu alcance.

    Por ejemplo: Sé que puedo ahorrar lo suficiente cada semana para pagar esa vacación.

RELEVANT [pertinente]. Un objetivo pertinente tiene sentido. Solo establece objetivos que sabes que tienen sentido y valor.

    Por ejemplo: Estoy ahorrando para un apartamento de tiempo compartido porque sé que a largo plazo es más barato que usar hoteles.

TIME-RELATED [con duración clara]. Un buen objetivo se basa en fechas y límites fijos. El establecer un período de tiempo para llegar al objetivo te ayuda a mantenerte con el compromiso de alcanzarlo.

    Por ejemplo: Quiero tomar una vacación antes de que finalice el próximo verano.

Compartir