Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

Una de las formas más efectivas para reducir sus impuestos es reclamar créditos y deducciones tributarios para las cuales es elegible. Aunque algunas categorías de gastos satisfacen los requisitos para créditos y deducciones [por ejemplo, ciertos gastos de educación y gastos del cuidado de dependientes], los dos métodos de reducción de impuestos son fundamentalmente diferente y no son intercambiables.

Básicamente, los créditos tributarios bajan la cantidad de sus impuestos, dólar por dólar, mientras que las deducciones tributarias reducen sus ingresos gravables – y su valor final depende en su nivel de impuestos. Por ejemplo, si esta en el nivel de impuestos de 25 porciento, una deducción de $1,000 recude sus impuestos en $250 [25 porciento]; pero un crédito de $1000 puede reducir sus impuestos hasta por los $1,000, sin importar su nivel de impuestos.

Aquí hay un análisis más detallado:

Créditos Tributarios. Hay dos tipos básicos de créditos tributarios: reembolsables y no reembolsables.

Con los créditos tributarios reembolsables, si la cantidad de los impuestos que debe es menor a los créditos tributarios para los cuales es elegible, Ud no paga impuestos y en realidad recibe un reembolso igual a la diferencia. Por ejemplo, si Ud debe $750 en impuestos pero tiene $1,000 en créditos reembolsables, recibirá un reembolso de $250.

Entre los créditos reembolsables más comunes están:

  • Crédito por ingreso del trabajo para personas de bajos ingresos – la cantidad varia según el tamaño de la familia y los ingresos. (Haz clic AQUI para ver si es elegible.)
  • Crédito tributario adicional por hijo – para cierta personas que reciben menos que el monto total del crédito tributario adicional por hijo. (Vea Publicación del IRS 972 para detalles.)
  • Crédito por Retención en exceso del impuesto al Seguro Social – para las personas que tenían más de un empleador durante el año y se les ha retenido de su paga demasiados impuestos al Seguro Social. (Haz clic AQUIpara detalles.)

La mayoría de los créditos tributarios son no reembolsables, eso significa que no pueden reducir por debajo de cero la cantidad de los impuestos que Ud debe [en otras palabras, no pueden generar un reembolso si la cantidad del crédito es más que los impuestos que debe]. Créditos tributarios no reembolsables comunes incluyen:

Deducciones Tributarias. Hay muchos tipos diferentes de deducciones tributarias. Para mucha gente es más ventajoso tomar la deducción estándar, lo que es una cantidad restada de los ingresos brutos para determinar el ingreso tributario. Para otros, quienes tienen altos gastos médicos, impuestos estatales y locales, donaciones de caridad y otros gastos, es mejor las deducciones detalladas.

Entre las deducciones tributarias más comunes están:

  • Gastos Médicos y Dentales que son más de 7.5 % de su ingreso bruto ajustado
  • Impuestos Deducibles que pagaron en otros lados (incluyendo impuesto del trabajo estatal, local, extranjero, impuesto sobre la propiedad, impuesto sobre venta, etc.)
  • Puntos Hipotecarios
  • Donaciones Caritativas
  • Pérdidas por Hecho Fortuito, Desastre y Robo
  • Certain Ciertos Gastos de Educación y del Trabajo
  • Deducciones Misceláneas – algunas, como gastos de empleado no reembolsables, cuotas profesionales, gastos de buscar trabajo, cargos por preparación de declaraciones de impuestos, tienen que exceder 2 porciento combinado de ingreso bruto ajustado para ser reclamados; otros, tales como pérdidas en apuestas hasta la cantidad de la ganancia, o pérdidas por hecho fortuito, desastre o robo de propiedad que le den ingresos, no están sujetos a este limite.
  • Haz clic AQUI para una lista más completa.
  • IEs importante notar que no se puede reclamar un crédito y una deducción por el mismo gasto. Por ejemplo, podría reclamar gastos de estudios relacionados con el trabajo como gastos misceláneos deducibles de negocio o como un crédito vitalicio por aprendizaje, pero no los dos.

    La elegibilidad y las reglas para créditos y deducciones tributarios puede ser extremadamente complicadas y puede cambiar de año al otro, así que visite al Sitio Web del IRS para más detalles.

Compartir

Este artículo proporciona información general y no debe considerarse como asesoría legal, fiscal o financiera. Lo más conveniente es consultar con un asesor fiscal o financiero para obtener información específica acerca de la manera en que las leyes tributarias aplican para usted y para su situación financiera en particular.