facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo

Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

July 29, 2016

¿Está buscando un apartamento nuevo? Una mudanza puede ser una gran oportunidad para explorar un área nueva o conocer personas nuevas. Sin embargo, los mercados de alquileres competitivos pueden dificultar el encontrar un lugar deseable dentro de un presupuesto.

10 Consejos para convertirse en un inquilino bien informado

Tenga en cuenta estos diez consejos para manejar todo el proceso como un profesional. Le ayudarán a destacarse entre la multitud, obtener una buena oferta, disfrutar el vecindario y manejar sus derechos y responsabilidades como inquilino.

1. Hable con otros inquilinos. Hable con inquilinos actuales o pasados para tener una idea del edificio y del propietario. Pregunte sobre el vecindario, el ruido, la puntualidad con las reparaciones y otras cuestiones apremiantes. Considere también buscar comentarios en línea del propietario e investigue el vecindario.

2. Actualice su solicitud. Vaya más allá de los requisitos básicos de la solicitud e incluya fotografías, referencias e informes de crédito, y una breve biografía sobre sí mismo y sobre cualquier otra persona que pudiera mudarse con usted. Trate de captar la atención del propietario y de demostrar que usted cuidaría la propiedad. Usted puede pedir un informe de crédito gratuito de cada oficina (Equifax, TransUnion y Experian) una vez cada 12 meses, en AnnualCreditReport.com.

3. Entienda su contrato de arrendamiento. El contrato de arrendamiento puede indicar el valor de la renta, las condiciones del depósito de garantía, las políticas y otros detalles cruciales. Léalo cuidadosamente y haga preguntas si no entiende algo. Las leyes estatales en cuanto al control de alquileres u otras normas también pueden afectar su situación. Si lo puede pagar, debería contratar a un abogado para que revise y explique el contrato.

4. Negocie las Condiciones. Usted no siempre puede negociar una renta más baja (vale la pena probar), pero puede haber flexibilidad cuando se trata del depósito de garantía, plazas de aparcamiento, tasas administrativas, o la duración del contrato.

5. Conozca sus Derechos. Protéjase a sí mismo al conocer sus derechos como inquilino. Pueden variar según el estado y el U.S. Department of Housing and Urban Development (HUD) tiene un directorio con enlaces a sitios web sobre los derechos de los inquilinos para cada estado.

6. Haga un recorrido. Recorra el apartamento con el propietario, busque daños y documente todo lo que encuentre. Se agradecerá a sí mismo más adelante cuando deje el apartamento y pida de vuelta la totalidad de su depósito de garantía.

7. Considere un Seguro para inquilinos. El seguro para inquilinos cuesta alrededor de $15 a $30 al mes para una póliza que cubre el equivalente de $50,000 en daños. Le reembolsa si sus pertenencias son robadas, dañadas o destruidas por una causa cubierta, como un incendio. El seguro también ayuda a pagar los honorarios legales si, por ejemplo, alguien presenta una demanda contra usted después de sufrir una lesión en su casa.

8. Haga sus propias reparaciones. Antes de firmar el contrato de arrendamiento, pregunte si puede asumir algunas de las responsabilidades de mantenimiento a cambio de una rebaja en el alquiler. Podría ofrecer manejar y pagar por el mantenimiento básico, tal como el cambio de las luces o detectores de humo, y hacer reparaciones menores.

9. Preste atención a los gastos. Evalúe qué gastos tendrá que pagar además de la renta, como gas, calefacción, agua, electricidad, basura, Wi-Fi o estacionamiento. Un apartamento más caro que incluya todos estos gastos puede ahorrarle dinero en general.

10. Hable con el propietario. Ocultar los problemas financieros no ayuda a nadie. Hable con el propietario y pida una extensión si no puede pagar el alquiler. Los buenos inquilinos pueden ser difíciles de encontrar y es probable que el propietario prefiera una comunicación abierta y un pago tardío, a ser dejado en la oscuridad.

Conclusión: ser un inquilino informado es especialmente importante en un mercado de alquiler competitivo. Tome medidas sencillas para mejorar sus habilidades de alquiler y manejo de dinero y se beneficiará en el futuro.


Compartir


Este artículo proporciona información general y no debe considerarse como asesoría salud, legal, fiscal o financiera. Lo más conveniente es consultar con un asesor fiscal o financiero para obtener información específica acerca de la manera en que las leyes tributarias aplican para usted y para su situación financiera en particular.

Compartir