facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo

Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

February 5, 2016

“No puedes comprar mi amor” fue un estupendo tema de Lennon y McCartney y, sinceramente, una filosofía bastante buena para el Día de San Valentín en general.

10 ideas para el Día de San Valentín para no tener que quebrar el banco… o el romance

En realidad, hay formar de disfrutar de un 14 de febrero exclusivo y memorable sin gastar de más. A continuación, 10 ideas para abrazar el corazón y salvar la billetera:

  1. Comience por el principio. Quizá su relación comenzó en el trabajo, una fiesta o una parada de autobús. Regresar a ese lugar y revivir ese momento usando algunas pequeñas propuestas se puede recapturar esas memorias.
  2. Intente hacer las debidas diligencias. Pregúntele a su pareja o amigo/a sobre su mejor Día de San Valentín de su vida. Escuche pistas sobre regalos, actividades o lugares que quisiera conocer. No espere 48 antes del feriado; siempre puede recopilar ideas creativas para San Valentín los 365 días del año.
  3. Manténgase cerca de la estufa. Una cena fabulosa casi siempre cuesta menos en casa. Además, es un entorno más íntimo y muestra dedicación y comprensión.
  4. Brinde amabilidad, no presentes. En lugar de regalos envueltos, ¿qué le parece alguna tarea o manualidad? Concéntrese en un regalo basado en algo que usted sepa hacer antes que simplemente comprar algo.
  5. Si se trata de una salida nocturna, haga sus tareas. El Día de San Valentín puede ser una de las noches más superpobladas y costosas para salir. Si tiene un restaurante o evento en mente, averigüe todo acerca de la comida, el ambiente y los especiales en los distintos horarios del día—especialmente durante los periodos de precios fijos, temprano, y los días más tranquilos de la semana.
  6. Tome esos cupones, pases libres y puntos. Las millas, los restaurantes y los clubes con descuento online pueden ofrecer una variedad de opciones. Puede usar puntos para descuentos o noches gratis el día de San Valentín o en fechas cercanas. Decida cuáles son las mejores ofertas y aprovéchelas de la mejor manera posible.
  7. Considere sustituciones y alternativas. ¿Por qué tomar esa copa de champaña o coctel de fiesta en el restaurante si hay un happy hour donde puede ahorrar un poco de dinero? Considere mezclar y combinar sitios en una noche para ahorrar dinero.
  8. Declare un día de permanencia. Visite museos los días de mitad de precio o restaurantes remotos que siempre quiso visitar. Incluso los hoteles locales pueden ser una opción mejor que viajar una larga distancia.
  9. No tiene que correr tras las rosas. Una docena de rosas son un regalo clásico. Pero hay flores igualmente hermosas y más económicas, como alternativa. Si su ser amado tiene una afición por las plantas, considere las plantas en macetas o semillas para plantar luego. Recuerde, la primavera se encuentra muy cerca.
  10. Si se trata de joyas, sea responsable al respecto. Si este día de San Valentín implica un compromiso de bodas u otro gran gesto de romance, planifique con la debida anticipación para poder ser aconsejado sobre la compra y asegurarse de que sea acorde al gusto de su ser amado. Quizás un familiar con un hermoso anillo se lo ofrezca o puede comprárselo a un precio amigable.

Para concluir: El Día de San Valentín tiene que ver con la gente, no con las cuentas. Un poco de tiempo y creatividad pueden ayudarle a diseñar un día para recordar sin saquear demasiado los ahorros.

Compartir


Este artículo proporciona información general y no debe considerarse como asesoría salud, legal, fiscal o financiera. Lo más conveniente es consultar con un asesor fiscal o financiero para obtener información específica acerca de la manera en que las leyes tributarias aplican para usted y para su situación financiera en particular.

Compartir