facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo

Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

April 1, 2016

Considerando que el estadounidense promedio pasa solo 4.6 años en cualquier empleo, nunca antes había sido tan importante contar con un plan para los fondos de jubilación acumulados con cada empleador.

Al cambiar de empleo, ¿debería dejar de lado el dinero de su cuenta 401(k)?

El gran problema que comenzó durante la recesión del año 2008 y continúa hasta hoy involucra los préstamos, dificultades para realizar extracciones y cobrar completamente los planes 401(k). Un studio del Boston College del año 2015 (http://crr.bc.edu) informó que 1.5 por ciento de los activos de las jubilaciones se "escapan" de los planes 401(k) y las cuentas personales IRA cada año, lo cual reduce el patrimonio de la persona en un 25 % aproximadamente al jubilarse.

Mientras tanto, un estudio de Fidelity Investments de 2014 activó una alerta de urgencia en particular sobre cobros de planes 401(k) y trabajadores por debajo de los 40 años. El gigante en fondos de inversión manifestó que 35 por ciento de todos los participantes simplemente extraían los activos de sus planes 401(k) al dejar un empleo. No obstante, entre los trabajadores de 20 a 39 años—justamente, quienes tienen un mayor horizonte de ahorro por delante—esa cifra saltó al 41 por ciento.

Entonces, ¿qué debería hacer? Un buen negocio dependerá de su edad, tiempo que le falta para jubilarse y sus necesidades específicas.

Comience haciendo un inventario de sus activos de jubilación. Puede hacerlo por su cuenta o con la asistencia de un experto en finanzas o impuestos, elabore una lista de los planes 401(k) actuales y anteriores, cuentas personales IRA o, dependiendo de sus años de trabajo, los activos de los planes de jubilación tradicionales con beneficios definidos, que eran populares hace más de 20 años. Luego, fíjese cuál es su situación.

Asegúrese siempre de revisar sus opciones de jubilación cada vez que cambie de empleo. Si un empleador está muy entusiasmado con integrarlo a su empresa, consulte acerca de las opciones de ahorro para la jubilación que se adecuen a la posición para la cual está siendo entrevistado. Pregúnteles a los gerentes de contratación en términos generales cómo ha sido el rendimiento de las opciones de jubilación que ofrecen y si tiene la opción de trasladar los activos de su plan 401(k) a ese nuevo empleo. Si, por ejemplo, su potencial empleador tiene una opción de aportes más generosa que la de su actual empleador, eso podría dar lugar a un escenario favorable para trasladar dichos activos. De no ser así, podría ser más conveniente que deje su dinero en el plan de su empleador actual o que considere trasladarlos a una cuenta personal IRA, con las características que usted está buscando. Haga todas las preguntas que sean necesarias.

Evalúe las opciones IRA detenidamente. Si está pensando trasladar los activos de su ex empleador a una cuenta personal IRA, evalúe su situación fiscal, tanto para las opciones IRA Tradicional o IRA Roth y su rendimiento y tasas antes de llevar a cabo la transferencia.

Opte por las opciones de inversión con mejor rendimiento que se adecuen a sus necesidades y fecha anticipada de jubilación. Los planes 401(k) gestionados por los empleadores generalmente informan las opciones de inversión y las cuotas de inversión (http://www.dol.gov/ebsa/publications/401k_employee.html). Sería buena idea obtener ayuda experta para revisar esos documentos. La edad es importante. Por lo general, se aplica una multa del 10 por ciento si retira dinero de un plan 401(k) o IRA antes de los 59 años y medio. Pero si pierde o deja su empleo a los 55 años o después (o antes para determinados empleados públicos), generalmente puede realizar extracciones del plan 401(k) sin multa alguna. El traspaso de una cuenta IRA exige que el titular de la cuenta tenga por lo menos 59 años y medio para que no se aplique ninguna multa a su extracción de la cuenta IRA. Aunque mantener su dinero invertido el mayor tiempo posible es clave para una buena jubilación, las cuestiones de las extracciones también son factores importantes a considerar, según su edad y tiempo que le falta para jubilarse.

Invierta por su propia cuenta. Es importante realizar una planificación personal de jubilación simultáneamente con cualquier otra opción de jubilación del empleador que tenga disponible. Nuevamente, busque la asistencia de un experto que le ayude a evaluar los ahorros de la jubilación y las decisiones de inversión que tome por su cuenta y en el trabajo.

Para concluir: Cambiar de empleo con frecuencia puede hacer descarrilar los planes de jubilación de cualquiera. No importa si trasladará los activos de la jubilación de su ex empleador cada vez que cambie de empleo o si mantendrá su dinero en determinado plan, solicite ayuda si es necesario.

Compartir


Este artículo proporciona información general y no debe considerarse como asesoría salud, legal, fiscal o financiera. Lo más conveniente es consultar con un asesor fiscal o financiero para obtener información específica acerca de la manera en que las leyes tributarias aplican para usted y para su situación financiera en particular.

Compartir