facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo

Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

August 28, 2015

Cuando esos primeros dientes de leche comienzan a moverse, es un buen momento para que, junto con el Hada de los Dientes, les enseñen a sus hijos sobre el dinero.

La encuesta anual de Visa sobre el Hada de los Dientes indica que, en 2015, los niños están recibiendo en promedio $3.19 por cada diente que se les cae. Este es el cuarto año consecutivo que los niños estadounidenses encuentran más de $3 debajo de su almohada a cambio de sus dientes. Esto hace un total de aproximadamente $63 por un juego completo de 20 dientes de leche que se caen durante la niñez. La encuesta encontró también que el regalo monetario que más suele dejar el Hada de los Dientes es $1, y que los papás suelen ser más generosos y dejan un 27 por ciento más que las mamás.

En primer lugar, ¿cuánto dinero deben dar los padres? Visa ofrece la aplicación gratuita “Tooth Fairy” (el Hada de los Dientes) (www.practicalmoneyskills.com/apps) para dispositivos iOS y Android y una calculadora en línea (www.practicalmoneyskills.com/toothfairy) para ayudar a los padres a saber cuánto dinero deben recibir los niños por cada diente que se les cae. Si bien no dice lo que deberían recibir los niños, la aplicación y la calculadora utilizan los datos de la última encuesta de Visa y factores demográficos como género, edad, estado de residencia, tamaño de la familia, estado civil, nivel de ingresos y educación, para formular cuánto dinero está dejando el Hada de los Dientes en otros hogares similares.

Podría regalarle a sus hijos un alcancía –o varios alcancías para diferentes fines específicos, como gastos, ahorros o inversión—y tenerlos preparados para cuando se les caiga su primer diente. Hable con sus hijos sobre la importancia de destinar parte del dinero que reciban para diferentes propósitos, incluso para caridad, de manera que aprendan la importancia de ayudar a los que tienen menos.

Estas son algunas de las formas en que el Hada de los Dientes puede ayudarlo a guiar a sus hijos en sus primeras y tan importantes actividades monetarias:

Aprendiendo a manejar las monedas y los billetes. Los niños necesitan tiempo para conocer las monedas y los billetes—cómo se sienten al tacto, cuánto valen y cómo se usan. Comience por darles un puñado de monedas para que empiecen a identificar su valor—y a aprender que cinco monedas de 1 centavo forman una de 5 centavos y que dos de 5 forman una de 10, etc. Antes de que el niño pueda ahorrar, gastar, invertir o compartir, tiene que entender el valor del dinero que el Hada de los Dientes le ha dejado debajo de la almohada.

Haciendo sus primeras compras. El dinero del Hada de los Dientes podría ser la primera fuente de ingresos de un niño. Enseñar a sus hijos el valor del dinero es muy importante. Es una oportunidad para equilibrar la diversión con las prioridades, los deseos y las necesidades. Cuando haya ahorrado una determinada cantidad de dinero, vaya a la tienda con su hijo a comprar algún juguete o golosina. Primero, es importante hablar sobre qué va a comprar y estimularlo a que compare precios para comprar mejor. Pero, una vez seleccionado el producto, deje a su hijo a cargo de la transacción.

Manejando otros tipos de regalos monetarios. El Hada de los Dientes suele ser la primera que establece la conexión entre los niños y el dinero, pero pronto llegarán otros recursos monetarios. Cuando el niño empieza el colegio, se le suele dar mesadas y tal vez los amigos o familiares le puedan regalar dinero para su cumpleaños o para las fiestas. Con cada fuente de ingresos nueva, continúe hablándole sobre la importancia de gastar inteligentemente, sin dejar de ahorrar, invertir y ayudar a los que lo necesitan.

Haciendo presupuestos. A medida que su hijo crezca y comience a usar cada vez más el dinero, comiéncele a introducir el concepto de hacer presupuestos—rastrear, contabilizar y asignar los gastos. Los padres también podrían refrescar sus conocimientos (http://www.practicalmoneyskills.com/budgeting) si no suelen adoptar esta práctica con su propio dinero en forma habitual.

Pasando del alcancía al banco. Los niños pueden seguir teniendo una alcancía mientras sea efectivo, pero necesitan saber cómo manejan el dinero los adultos. Llevarlos al banco regularmente les permite hacer preguntas sobre cómo funcionan los bancos y por qué son importantes. Eventualmente, estarán listos para su primera caja de ahorros. Averigüe qué opciones de cajas de ahorro le ofrece su banco para los niños.

En resumen: La caída de los dientes es un excelente recurso educativo para sus hijos. Usted y el Hada de los Dientes pueden trabajar juntos para que cada regalo que deja sea una importante lección sobre el dinero.

Compartir


Este artículo proporciona información general y no debe considerarse como asesoría salud, legal, fiscal o financiera. Lo más conveniente es consultar con un asesor fiscal o financiero para obtener información específica acerca de la manera en que las leyes tributarias aplican para usted y para su situación financiera en particular.

Compartir