facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo

Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

October 16, 2015

Mucha gente está aprovechando el sol, el viento y el agua para reducir sus facturas energéticas. ¿Debería hacerlo usted también?

Antes de pasarse a la tecnología de energía renovable, debe hacer una investigación minuciosa y, por sobre todas las cosas, debe hacer números.

La energía solar parece ser la que más llama la atención. Habrá escuchado muchos informes últimamente sobre los costos variables de la energía solar y su creciente apoyo en Washington. Un informe reciente de la Casa Blanca (https://www.whitehouse.gov) indica que el costo promedio de un sistema eléctrico solar disminuyó un 50 por ciento desde 2010 y los organismos federales están trabajando para que los hogares de menores ingresos puedan acceder a un préstamo de $25.000 para realizar mejoras de eficiencia solar y energética en sus hogares.

Y muchos se están apresurando a hacer instalaciones antes de la fecha de vencimiento del crédito fiscal por eficiencia energética del 30 por ciento para consumidores federales, a fines de este año (http://www.energystar.gov/about/federal_tax_credits), que abarca a los sistemas de energía solar, pequeñas turbinas eólicas y bombas de calor geotérmico.

¿Cómo debemos evaluar el costo de un proyecto de energía renovable? Primero, hágase estas preguntas:

¿Pueden ser más prácticos los proyectos de ahorro energético incrementales? Vaya de a poco. Antes de decidirse por un proyecto solar o de otra energía renovable costoso, vea si haciendo unos cambios menores en su hogar podría ahorrar dinero. Puede mejorar el rendimiento de los sistemas de calefacción y refrigeración sellando las ventanas, puertas y otras áreas de la casa para evitar la fuga de aire. Realizar usted mismo o solicitar a un profesional que realice una revisión energética (http://energy.gov/energysaver/articles/energy-audits) de su hogar podría ser un buen primer paso para detectar el derroche energético.

¿Qué sucede donde usted vive? Cuando se trata de la energía renovable, la geografía es importante, y no solo por las exenciones y créditos fiscales para los sistemas. En general, las mediciones de exposición al clima, la temperatura, el viento y el sol son importantes a la hora de elegir un proyecto en particular. Por ejemplo, la Asociación de Industrias de Energía Solar informa que suele haber más cantidad de instalaciones solares en la costa este y oeste, principalmente porque la exposición solar es mayor en las costas que en el centro del país. Las organizaciones estatales y locales relacionadas con los recursos renovables pueden asesorar sobre costos, efectividad, instalación y muchas otras cuestiones a tener en cuenta. Es esencial hacer una evaluación local de las opciones.

¿Entiende realmente la tecnología? No hay dudas de que la tecnología evoluciona permanentemente y esa es una de las razones por las que la energía solar y otras opciones de energía renovable son cada vez más accesibles. Pero, una cosa es la reducción de los costos y otra es entender bien lo que está comprando para poder contratar a la gente adecuada que le instale y realice el mantenimiento del sistema. Para cuestiones básicas, un buen lugar donde comenzar es la sección de energía renovable del sitio web del Departamento de Energía de EE.UU. Energy.gov.

¿Debería comprar, alquilar o pedir un préstamo? Uno de los motivos del reciente crecimiento de la energía solar es el surgimiento de una nueva generación de proveedores que ofrecen la compra, instalación y facturación de los sistemas con un costo inicial pequeño o directamente sin costo. Estos proveedores facilitan tanto la compra a través de un préstamo como el alquiler. Aunque esta opción pueda parecerle conveniente, tenga cuidado con las cláusulas de inflación, los cargos y las penalidades, que podrían superar lo que paga actualmente por la electricidad convencional suministrada por las empresas.

¿Cómo afectará al precio de reventa? Se ha discutido mucho sobre si las mejoras ecológicas de las casas realmente mejora su precio. Además, muchos expertos inmobiliarios tienen diferentes opiniones sobre las preferencias de los potenciales compradores a la hora de comprar una casa con equipos de energía renovable instalados, ya sean propios o alquilados.

¿Debería consultarlo con mis asesores financieros y fiscales? Más allá de que planee comprar, alquilar o pedir un préstamo para un sistema o realizar mejoras energéticas intermedias en su casa, hablar con un asesor financiero o fiscal profesional no solo vale la pena sino que es esencial. También es buena idea hablar con el agente de seguros de su hogar para saber si su proyecto afectará su cobertura.

En resumen: ¿Quiere ahorrar dinero y proteger al planeta? Haga los deberes y asegúrese de que le convenga invertir en energía renovable.

Compartir


Este artículo proporciona información general y no debe considerarse como asesoría salud, legal, fiscal o financiera. Lo más conveniente es consultar con un asesor fiscal o financiero para obtener información específica acerca de la manera en que las leyes tributarias aplican para usted y para su situación financiera en particular.

Compartir