Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

July 14, 2017

En algunas partes del mundo, un año libre – un descanso de un año entre la prepa y la universidad – es algo normal. Ya se empieza a hacerlo en los EEUU también.

Tomar un Año Libre Después de la Prepa, ¿Podría ser una Buena Idea?

Es una oportunidad para que los estudiantes recién graduados de la prepa ganen dinero, se desafíen a sí mismos, exploren el mundo y amplíen su currículum mientras prueban diferentes carreras.

Aquellos que aprovechan completamente la oportunidad, muchas veces descubren que la experiencia es gratificante y beneficiosa. Las universidades reportan que los estudiantes que comienzan la universidad después de un año libre reciben mejores notas, se involucran más con la vida estudiantil en el campus y se gradúan dentro de cuatro años en una tasa más alta que sus compañeros que no tomaron el año libre.

Lecciones que podrías aprender a lo largo del camino. Mucha gente pasa parte del año [libre] viajando, trabajando o siendo voluntario fuera del hogar. Durante el año, quizá descubran que lo que querían estudiar originalmente no les cae muy bien, o descubren una nueva pasión.

Al entrar a la universidad con este conocimiento puede ayudarles a enfocarse en una carrera, planear sus clases y graduarse temprano. O, por lo menos, evitar cambiar de carreras y quedarse más tiempo en la universidad. En ambos casos, pueden ahorrar decenas de miles de dólares.

Durante un año libre, los adultos jóvenes muchas veces toman un papel más importante en sus finanzas cotidianas. Pueden desarrollar una mejor apreciación para ganar y gastar dinero. En turno, les puede dar una estructura para tomar préstamos estudiantiles y más motivación para solicitar becas.

Hallar estructura para el año libre. Para evitar el desperdicio del año, puedes buscar programas oficiales que pueden ayudarte a lograr o definir tus objetivos personales, académicos y de tu carrera. Según la American Gap Association (AGA por sus siglas en inglés), una asociación no lucrativa basada en Portland, Oregon, más del 80 por ciento de los estudiantes que toman años libres dicen que las habilidades adquiridas les ayudaron a tener éxito en sus carreras después de la universidad.

Muchos escogen trabajos orientados hacia al servicio. Los programas de AmeriCorps, respaldados por el gobierno federal, colocan voluntarios en los EEUU para ayudar a las comunidades necesitadas. Una vez que has cumplido un compromiso de tiempo completo de 10 a 11 meses, podrías ser elegible para una beca con un valor de hasta $5,815 (en el año fiscal de 2017). Algunas universidades también igualarán una porción del dinero.

Otra gran opción es trabajar para un negocio local. Puedes ganar dinero, ver si te gusta el trabajo, establecer interconexiones y encontrar trabajo durante el año escolar o para el verano. Las conexiones de la industria y la orientación que recibas también pueden ser valiosas para tu búsqueda de empleo posgrado.

Otros recursos para encontrar un programa son las Ferias de USA Gap Years, que describen una variedad amplia de experiencias de año libre. Los programas privados quizá no ofrezcan compensación, pero a veces podrías trabajar a cambio de alojamiento y comida. La experiencia puede servir como la base para cartas de presentación cuando solicitas trabajos o llenas ensayos de admisión para la universidad.

Financiar tu año libre. Hay opciones para el año libre para estudiantes de todos los niveles socioeconómicos.

La AGA mantiene una lista de oportunidades de ayuda financiera que puede ayudarte a financiar tu año libre. La mezcla de becas basadas en el mérito y la necesidad podrían cubrir el costo de un programa o pueden compensar el costo de viajar o ser voluntario. Si tienes en mente un programa en particular, pregunta a la organización para recomendaciones.

Además, pregunta a tu universidad si recomienda o dirige cualquier programa. Algunas universidades ofrecen becas para los estudiantes ya matriculados que quieren tomar un año libre, y algunas te darán crédito universitario por haber completado ciertos programas.

Una vez que has comenzado tu educación universitaria, puedes intentar capitalizar con tus experiencias durante el año libre. Hay muchas becas disponibles para los estudiantes universitarios que continúan y tu experiencia podría ser un punto de partida para tu ensayo.

En Resumen: Tomar un año libre entre la prepa y la universidad es cada vez más popular, aunque no tan común como en otras partes del mundo. Aunque comenzar la universidad inmediatamente y conseguir el diploma es el camino tradicional hacia el empleo, algunos padres y estudiantes ven el beneficio de tomar un año libre para definir mejor los objetivos de uno y ganar experiencia del mundo real antes de ir a la universidad.

Compartir


Este artículo proporciona información general y no debe considerarse como asesoría salud, legal, fiscal o financiera. Lo más conveniente es consultar con un asesor fiscal o financiero para obtener información específica acerca de la manera en que las leyes tributarias aplican para usted y para su situación financiera en particular.

Compartir