facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo

Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

September 18, 2015

¿Cuánto tiempo le dedica a evaluar sus beneficios antes de la inscripción abierta de cada año?

Si ha recibido un reemplazo de sus tarjetas de crédito o débito últimamente, obsérvelas detenidamente. Ese pequeño chip dorado que tienen en el frente complicará la vida a los ladrones que quieran robar su identidad.

Para fines de 2015, Visa calcula que el 63 por ciento de las tarjetas de los estadounidenses tendrá esta nueva tecnología (www.VisaChip.com), que apunta a desbaratar el delito de falsificación. El nuevo chip contiene un código único que cambia cada vez que utiliza la tarjeta para realizar pagos en las tiendas. Ese cambio de código de seguridad automático hace que sea prácticamente imposible el uso de sus datos para crear una tarjeta falsificada.

Según la firma de investigaciones Aite Group, con base en Boston, las tarjetas falsificadas o “clonadas” representan casi dos tercios de las estafas en las tiendas por la suma de $3.000 millones. Se espera completar la transición a las tarjetas con chip para fines de 2017.

Prácticamente no verá diferencias en el uso de estas tarjetas. Primero, deberá insertar la tarjeta con chip en una nueva ranura que tienen las nuevas tarjetas y dejarla allí hasta finalizar la compra. Ya no tendrá que volver a pasar la banda magnética de la parte trasera, pero sí podrá firmar, ingresar su PIN o simplemente pagar y marcharse en sus transacciones diarias, como lo hacía antes. Solo recuerde llevarse la tarjeta al finalizar la transacción.

No obstante, si está utilizando una tarjeta vieja que todavía no ha vencido, o si el comercio en el que está comprando todavía no tiene los equipos para tarjetas con chip, no entre en pánico. La banda magnética de su tarjeta seguirá funcionando en todas las terminales de tarjetas en el futuro inmediato.

Para los comerciantes—el nombre colectivo de las tiendas, restaurantes y otros comercios donde se suelen utilizar tarjetas de crédito y débito a diario—la transición a las tarjetas con chip también está en marcha. Según un estudio reciente de Visa, aproximadamente el 90 por ciento de los dueños de comercios ya está al tanto de esta tecnología y casi el 70 por ciento ya ha actualizado sus equipos o tiene planes de hacerlo. Las cifras actuales muestran que el 47 por ciento de las terminales estadounidenses podrán leer las tarjetas con chip para fin de año.

Y los comercios tienen incluso un incentivo más para adoptar la tecnología de tarjetas con chip: a partir del 1 de octubre, la responsabilidad por ciertos delitos de falsificación dejará de ser exclusivamente de las instituciones financieras que emiten las tarjetas y pasará a ser de los comerciantes, si estos no pueden aceptar y procesar las transacciones realizadas con tarjetas con chip.

Para procesar las transacciones con chip, los comerciantes deberán actualizar su hardware y software de forma similar a la actualización de un contrato de telefonía celular. En muchos casos, la terminal estará incluida en el costo del servicio. Casi un tercio de las terminales de los comercios ya aceptan tarjetas con chip y solo necesitan una actualización de software para funcionar correctamente.

Para los comercios más pequeños, hay algunas opciones más económicas para actualizar las terminales de tarjetas, que pueden costar $100 o menos. Square https://squareup.com/contactless-chip-reader, por ejemplo, acaba de anunciar un nuevo lector de tarjetas a $49 que acepta tarjetas con chip y pagos móviles, y está entregando 250.000 unidades a pequeños comercios clientes sin costo.

Si viaja al extranjero con frecuencia, probablemente ya haya visto esta tecnología de tarjetas en acción. Está basada en una norma mundial llamada EMV y ya está funcionando en los países que están empezando a usar la opción de no utilizar dinero efectivo para la compra de bienes y servicios públicos y privados.

Una nota final. Mientras espera sus nuevas tarjetas con chip, podrá seguir utilizando su actual tarjeta de crédito con banda magnética con las nuevas máquinas bajo sus reglas responsabilidad cero por cargos fraudulentos. No obstante, las reglas de seguridad de las tarjetas de débito son diferentes, por lo que recomiendo consultar las pautas de su banco para saber si sus fondos están seguros.

En resumen: El cambio de tarjetas con banda magnética a tarjetas con chip creará un entorno más seguro para los usuarios de tarjetas de crédito y débito, pero aun así, los consumidores tendrán que seguir protegiendo sus tarjetas y verificando la exactitud de sus gastos.

Compartir


Este artículo proporciona información general y no debe considerarse como asesoría salud, legal, fiscal o financiera. Lo más conveniente es consultar con un asesor fiscal o financiero para obtener información específica acerca de la manera en que las leyes tributarias aplican para usted y para su situación financiera en particular.

Compartir