facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo

Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

March 25, 2016

Particularmente en los inviernos crudos o veranos calurosos, usted abre las facturas de servicios con cierto temor. ¿Es momento de considerar un plan de facturación de su compañía de servicios públicos?

¿Es buena idea establecer un plan de facturación con su empresa de servicios públicos?

Es posible, pero antes, haga sus deberes.

Así es como generalmente funcionan los planes de facturación de las compañías de servicios. Su compañía de servicio toma en cuenta su patrón de uso de la energía durante un periodo de terminado, añade proyecciones a los costos de la energía mayorista y a los esquemas climáticos futuros de su región. En base a esos cálculos, su compañía de servicios determina un pago mensual promedio que permite al usuario equilibrar sus pagos mensuales por el servicio durante un periodo específico, generalmente un año.

Puede que suene bien y, para muchos usuarios, le da cierta estabilidad al pago de sus facturas mensuales. Sin embargo, aquí es donde puede fallar un plan de facturación. Si observa ese esquema de pagos mensuales fijo y considera que no tiene que cuidarse en el uso de la energía, en absoluto, piénselo dos veces. Después de todo, su servicio continúa basándose en la lectura de su medidor y un día podría llevarse una desagradable sorpresa cuando el periodo de su plan de facturación finalice. Es posible que adeude más dinero.

A continuación, algunas preguntas que puede hacer antes de aceptar cualquier plan de facturación:

¿Usted entiende bien cómo leer su factura actual? Cada compañía de servicios diseña sus facturas de forma diferente, según las regulaciones estatales y el tipo de energía que venden. Dependiendo de la comunidad, distintas compañías de servicios podrían estar compitiendo comercialmente. De todos modos, muchos de nosotros abrimos nuestras facturas de gas, electricidad y demás sin comprender los puntos básicos de lo que se nos cobra y su motivo. Pero es importante intentarlo. Tiene sentido analizar en general las prácticas de cobro de su compañía de servicios local, incluidas aquellas que atañen a los proveedores de la competencia. Además, si en su estado o comunidad hay grupos de defensa calificados en el tema energético, averigüe si ofrecen asesoría específica sobre las prácticas de las compañías de servicios locales y cómo hacer para mantener reducido el costo de su servicio.

Analice en detalle el plan de facturación. Haga las siguientes preguntas:

  • ¿Qué pasa si mi costo de servicio público excede la suma que estoy pagando cada mes en el plan de facturación? Como dijimos, su compañía de servicios públicos seguirá midiendo el consumo de acuerdo con su sistema de medición. Si su consumo excede ese presupuesto estimado por algún motivo, podría enfrentar el equivalente a un pago global que cubra lo que todavía adeuda al cierre anual. En ese caso, su plan de facturación podría generarle deuda.
  • ¿Hay cargos mensuales o anuales relacionados con este plan? ¿Cuáles son y qué abarcan? Pagar entre $5 y $10 dólares por mes para mantenerse en un plan de facturación "dentro del presupuesto" debería darle una pausa para pensar. Debe entender todos y cada uno de los cargos antes de pagarlos.
  • ¿Qué factores se toman en cuenta para mi promedio mensual? ¿Cuántos años de pago entran en esos cálculos y qué otros factores se aplican para fijar el monto que quieren que pague? En el camino, muchas facturas de servicios normales pueden ser un misterio, al igual que su plan de facturación. Fíjese qué tan bien su compañía puede explicarle cómo determinan lo que usted paga en su factura.
  • Si mi proyecto de presupuesto y mi costo real de servicio está escapando a mi control, ¿me lo informarán o existe alguna manera de que pueda verificarlo? Si su plan de facturación lo está dejando en rojo debido a una temporada de frío o a olas de calor o cualquier otro motivo, lo mejor tenerlo en cuenta antes de que finalice su periodo.
  • ¿Establecen alguna clase de pronóstico climático en el presupuesto de mi plan de facturación? ¿Determinan si habrá cambios climáticos extremos para el próximo año?
  • Supongamos que logro mantenerme por debajo del presupuesto estimado del plan de facturación mensual. ¿Recupero mi dinero?

Considere una alternativa—su propio plan de facturación. Busque sus facturas del último año o los dos últimos años y saque un promedio de sus pagos, e incorpórelo a su presupuesto familiar mensual. En los meses en que sus costos estuvieron por debajo del promedio, deposite la diferencia en una cuenta de ahorro o del mercado monetario para cubrir futuros meses en donde podría haber un exceso. Claramente, es un experimento-después de todo, nadie sabe si en los próximos años los cambios climáticos serán moderados o extremos o cómo podría afectar la situación mundial los precios de la energía mayorista. Pero podrá controlar cada centavo y posiblemente ganar un pequeño interés sobre todo lo que no gaste. Su plan de facturación de servicios no hará eso por usted, probablemente.

Para concluir: Los planes de facturación de servicios pueden ser una buena idea para propietarios e inquilinos que desean tener mayor previsibilidad en sus pagos mensuales. Pero antes de contratar uno, usted debe entender realmente cómo funciona el plan de su compañía de servicios.

Compartir


Este artículo proporciona información general y no debe considerarse como asesoría salud, legal, fiscal o financiera. Lo más conveniente es consultar con un asesor fiscal o financiero para obtener información específica acerca de la manera en que las leyes tributarias aplican para usted y para su situación financiera en particular.

Compartir