Privacy Update

We've launched our Privacy Center and updated our Privacy Notice. Find out more >

facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo

Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

December 9, 2016

Esta es una época de refrigeradores sobrecargados, pilas de ropa para lavar y visitas de familiares que, con suerte, ofrecen su ayuda. Durante las fiestas, muchos exigen a sus electrodomésticos más de lo que lo hacen en otra época del año, y el mantenimiento regular adecuado puede ser la clave para evitar que se descompongan cuando más se necesitan.

Formas sencillas de prolongar la vida de sus electrodomésticos

Estos son algunos consejos de mantenimiento para refrigeradores, lavaplatos, lavarropas y secarropas. Cada uno de estos electrodomésticos tiene una vida útil promedio de 10 a 13 años por lo que, al cumplirse los nueve años, debería empezar a presupuestar la próxima compra.

Hay muchos factores que contribuyen a la vida útil de los diferentes aparatos, pero el mantenimiento regular puede mejorar la longevidad de sus electrodomésticos y evitarle reparaciones costosas y cuentas de servicios abultadas.

Limpie la serpentina del refrigerador para que enfríe y funcione correctamente. Siempre esperamos que el refrigerador funcione bien, pero imagínese tener la casa llena de invitados y encontrar que el refrigerador dejó de funcionar. No solo estará obligado a pagar un dineral por su reparación (entre $220 y $270 en promedio) o comprar un refrigerador nuevo (desde $350 hasta $2.500), sino que además, tendrá que hacer un costoso viaje al supermercado para reponer toda la comida que se echó a perder.

Lo más importante del mantenimiento del refrigerador es mantener limpia la serpentina del condensador. Una serpentina sucia impide la correcta liberación del calor y fuerza al compresor, lo que a su vez reduce su vida útil y consume más energía. Afortunadamente, el proceso toma solo 15 minutos y solo debe hacerse una o dos veces al año.

Primero, desenchufe el refrigerador. Las unidades que tienen la serpentina abajo suelen tener una tapa desmontable y un ventilador del condensador que debe limpiar. Otras, tienen la serpentina a la vista en la parte trasera del refrigerador. Puede usar un cepillo o una aspiradora para limpiar la suciedad y el polvo. Si usa aspiradora, verifique que la bandeja colectora esté vacía. Si tiene agua, algo común en las unidades con sistema de descongelamiento incorporado, vacíela.

El interior del lavaplatos también necesita una limpieza. Tal vez su lavaplatos no sea una necesidad, pero no hay dudas de que es mejor quedarse charlando con las visitas en lugar de tener que ir a lavar los platos a mano. De hecho, en una de las últimas reuniones familiares que tuvimos, usamos el lavaplatos varias veces en el día.

Es importante limpiar el interior del lavaplatos, ya que se pueden acumular depósitos de minerales y restos de comidas, generando obstrucciones o pérdidas, además de olores nauseabundos. Un consejo es hacer funcionar el lavaplatos sin carga usando vinagre blanco. También puede refregar las paredes a mano y limpiar el filtro, que suele estar en la parte inferior de la máquina.

Luego, limpie con cuidado y revise la junta plástica alrededor de la puerta. Si está rota o pierde puede ocasionarle grandes problemas. Si bien las juntas cuestan unos $10, la mano de obra podría costarle entre $75 y $150 la hora y el daño provocado por el agua podría hacerle perder mucho más dinero aún.

Respete los límites de carga de su lavarropas y secarropas. Siempre me sorprenden las pilas de ropa para lavar que se junta cuando la casa está llena. Aunque pueda ser tentador, por la cantidad de toallas, sábanas y ropa sucia que aportan sus invitados, no sobrecargue sus máquinas.

El peso excesivo puede hacer que las piezas se desgasten y rompan prematuramente. Además, la ropa puede quedar con restos de jabón y tal vez tenga que volver a lavarla (una pérdida de tiempo, agua y energía). O quizás quede húmeda y tenga que volver a secarla.

Cierre la puerta del lavarropas y secarropas suavemente. Si lo hace con fuerza podría dañar el interruptor –la pequeña pieza que indica que la puerta está cerrada. El costo promedio de las reparaciones de lavarropas más comunes va desde los $50 hasta los $150, mientras que la reparación de las piezas de los secarropas, que son más caras, cuestan entre $100 y $400.

Si algo se rompe, intente repararlo usted mismo. Aun con un mantenimiento adecuado, los electrodomésticos pueden romperse. A menos que tenga un familiar que pueda repararlo, probablemente tenga que pagar más de $75 la hora para contratar a un técnico. Tal vez pueda intentar ahorrar un poco de dinero reparándolo usted mismo.

Podría intentarlo dependiendo del trabajo en cuestión, su nivel de confort y experiencia y la disponibilidad de herramientas, pero no necesariamente tendrá que hacerlo solo. Puede seguir las instrucciones paso a paso de los videos de ayuda que publican los fabricantes de electrodomésticos, los proveedores de repuestos y muchos reparadores independientes.

En resumen: Aunque todos los electrodomésticos se deben cambiar en algún momento, mantener sus componentes limpios y manejarlos con cuidado puede prolongar su vida útil. Si se habitúa a hacerlo, tendrá que llamar menos al servicio de reparaciones y podrá cambiarlos con menor frecuencia, además de poder pasar más tiempo con sus seres queridos sin interrupciones ocasionadas por inoportunos y costosos problemas de sus electrodomésticos.

Compartir


Este artículo proporciona información general y no debe considerarse como asesoría salud, legal, fiscal o financiera. Lo más conveniente es consultar con un asesor fiscal o financiero para obtener información específica acerca de la manera en que las leyes tributarias aplican para usted y para su situación financiera en particular.

Compartir