facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo

Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

May 17, 2016

Cuando un familiar o amigo cercano se casa, es un honor ser invitado a participar en la fiesta de bodas. No obstante, si su presupuesto está restringido porque está ahorrando por algún motivo económico en particular, saldando cuentas o tratando de afrontar un revés financiero reciente como la pérdida de empleo, quizás deba pensarlo un poco antes de decir que sí.

Participe de la fiesta de bodas de su amigo sin quedar en la quiebra

El gasto promedio de las damas de honor o de los padrinos puede exceder los $1000 dólares en vestimenta, regalos de bodas, despedidas de soltero y festejos previos a la boda y otros gastos imprevistos. A eso, sume otros factores, como vestidos más costosos, la compra de un smoking, una lista de regalos de lujo, una boda en un destino en particular y, de repente, el costo de estar en la boda de un amigo puede competir con el pago del alquiler o más.

Puede ser difícil decirle que no a un amigo que quiere que usted asista a su boda – planificar, ahorrar y aprovechar precios puede ayudar a no tener que decepcionarlo. A continuación, algunas ideas para reducir potencialmente los costos de artículos claves al asistir a una fiesta de bodas:

Vestimenta. Los hombres pueden aprovechar y alquilar los smokings para fiestas de bodas en una tienda, ya que hay precios con descuento para grupos. (Nota para los varones: si no asistirán al menos a cuatro bodas en smoking, es preferible evitar comprar uno.) Por otra parte, para las mujeres, el panorama puede ser más complejo: es posible que nunca vuelva a usar ese vestido. Por lo tanto, es momento de negociar con la pareja. Si los vestidos o trajes no tienen que ser idénticos, puede considerar comprar en tiendas o sitios online de segunda mano, donde podría ahorrar bastante dinero. Lo usado puede resultar muy conveniente también.

Regalos. Cada vez son más comunes los festejos previos mixtos, los hombres y mujeres en las fiestas de bodas pueden comprar juntos el regalo de la celebración previa y de la fiesta de bodas para la pareja. ¿Cómo reducir ese gasto? Los asistentes pueden dividir el precio un obsequio de mayor importancia por un menor costo por persona. Si ya está invirtiendo una suma significativa de dinero en la boda, considere hacer un regalo más sentimental que no cueste tanto pero que sea igualmente importante. Si busca una opción alternativa a la típica lista de regalos, piense en contribuir con el fondo para la luna de miel de la pareja.

Viaje. Comience a buscar descuentos a partir del momento en que fue invitado a participar, particularmente en pasajes aéreos y hoteles – demorarse impactará en su presupuesto. Si la boda es fuera de la ciudad o requiere una estancia nocturna, una buena opción podría ser conducir o compartir habitación con otros invitados. Puede ahorrar en comida si prepara su propia comida para el viaje. Si tiene amigos que viven cerca del sitio de la boda, pregúnteles si puede quedarse con ellos. Siga todo según lo planificado – tenga en cuenta que los taxis y los coches de alquiler suman, de modo que es una idea inteligente reducir las distancias de viaje. Una última sugerencia: revise todas las opciones de viaje una vez más antes de partir a la boda. Verifique si hay ofertas especiales, cambios de precios o de categorías en su viaje u hospedaje, para aprovecharlos.

Festejos previos a la boda. Se sabe que las despedidas de soltero y de soltera suelen ser excesivas, pero eso no significa que tenga que quemar sus ahorros para que la pareja pase un buen momento. Por seguridad y economía, busque lugares llenos de restaurantes y bares cercanos para poder caminar de un lugar al otro. Otra opción divertida también pueden ser las fiestas en casa.

Después de considerar todas estas opciones, ¿qué hacer si todavía tiene que decir que no? No espere. Anticípese y sea honesto con su amigo. Y ofrézcale ayuda en la medida en que pueda.

Para concluir: Antes de decir que "sí" al vestido, al smoking o a otra lista de gastos comunes para una fiesta de bodas, piense en las alternativas que puede tener la pareja. Una dosis justa de diplomacia y creatividad pueden preservar su amistad y su presupuesto.

Compartir


Este artículo proporciona información general y no debe considerarse como asesoría salud, legal, fiscal o financiera. Lo más conveniente es consultar con un asesor fiscal o financiero para obtener información específica acerca de la manera en que las leyes tributarias aplican para usted y para su situación financiera en particular.

Compartir