facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo

Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

December 5, 2008

Uno de los segmentos con más rápido crecimiento de la fuerza laboral de los Estados Unidos es el de los trabajadores independientes. Ser el propio jefe puede ser muy liberador, pero también es mucho trabajo: Muchos de los detalles molestos que su empleador solía manejar son ahora su responsabilidad – como encontrar un seguro médico, deducir impuestos y organizar los ahorros de jubilación.

Aquí hay algunas consideraciones para tener en cuenta antes de comenzar a ser un trabajador independiente:

Seguro Médico. Seguro, es caro, pero no tener seguro médico es algo extremadamente riesgoso. Más de la mitad de todas las bancarrotas personales surgen de facturas médicas arrolladoras. ( El lado bueno: Las primas de seguro médico son totalmente deducibles para los trabajadores independientes, considerablemente bajando el ingreso sujeto a impuesto.) Las opciones incluyen:

  • Cobertura a través el plan de su cónyuge o una organización profesional o comercial a la que usted pertenezca.
  • Continuación de cobertura COBRA a través del plan de su empleador anterior (Verifique los requisitos de elegibilidad y las fechas límites de inscripción). Generalmente, COBRA proporciona beneficios durante 18 meses ( a veces más) y cuesta 102 por ciento de la prima total.
  • Seguro privado. Un agente de seguros puede ayudarle a encontrar una cobertura apropiada – intente con National Association of Health Underwriters ( del inglés, Asociación Nacional de Aseguradores de Salud) si no conoce una (www.nahu.org). Tenga en cuenta que afecciones menores preexistentes lo pueden volver inelegible.
  • Los planes con deducibles altos proporcionan una cobertura completa para enfermedades catastróficas que de lo contrario acabarían con sus ahorros, pero las primas mensuales son considerablemente menos costosas si se las compara con las de los planes con deducibles bajos.
  • La combinación de un plan con deducible alto y una Cuenta de Ahorra de Salud (HAS) puede darle ahorros adicionales. Estas cuentas le dejan ahorrar dólares antes de los impuestos en una cuenta que gana interés y luego usted puede retirar dinero sin impuestos para pagar sus gastos médicos. Las contribuciones HSA son desgravables, aún si no clasifica las deducciones. Para saber más, visite www.treas.gov/offices/public-affairs/hsa, o www.hsafinder.com.
  • Muchos estados proporcionan un seguro de alto riesgo para personas que no califican para recibir seguro médico privado. Es costoso, pero no pueden dejar a nadie afuera. Visite www.naschip.org para información.
  • La Ley de Portabilidad y Responsabilidad de Seguros de Salud (HIPAA, por sus siglas en inglés) podría proporcionar cobertura si su COBRA ha vencido y usted no califica para seguro privado. La reglas de elegibilidad son complicadas, así que consulte con un corredor de seguros experto.

Implicaciones impositivas. La buena noticia: Los trabajadores independientes pueden deducir de sus impuestos muchos de los gastos relacionados con sus negocios. La mala noticia: Usted debe pagar 15.3 por ciento de impuesto para Seguridad Social y Medicare. Aunque usted puede deducir una porción de este llamado impuesto de trabajador independiente, según sus ingresos netos, usted deberá pagar más que una persona cuyo empleador paga la mitad de dicha cantidad (llamada "FICA" en un formulario W-2).

Además, debido a que usted no tiene un empleador que retiene impuestos de su cheque de pago, usted se hace responsable de los pagos de impuestos estimados cada trimestre; de lo contrario deberá pagar multas por falta de pago. Busque "Self-employed- (Trabajador Independiente) en el sitio web IRS (www.irs.gov) para obtener más información sobre sus responsabilidades impositivas.

Ahorrar para jubilación. Debido a que usted no estará acumulando una pensión proporcionada por el empleador o beneficios 401 (k), usted deberá administrar su propia estrategia de ahorro para jubilación. Afortunadamente, hay muchas opciones disponibles, incluso IRAs comunes o Roth IRAs (a las que usted puede contribuir hasta $5.000 por año, o $6.000 si tiene más de 50 años), y IRAs SEP (Pensión del Empleado Simplificada) que le permite ahorrar aún más- hasta un 25% de pago en muchos casos.

Tenga en cuenta contratar un profesional de impuestos o un planificador financiero que se especialice en cuestiones de trabajadores independientes, vale la pena pagar sus honorarios para que le ofrezcan buen consejo. Un buen lugar para empezar es buscar un planificador financiero en www.plannersearch.org.

Muchos trabajadores independientes nunca volverían a su trabajo de 9 a 5; solamente asegúrese de entender las responsabilidades financieras antes de dar el salto.

Compartir


Este artículo proporciona información general y no debe considerarse como asesoría salud, legal, fiscal o financiera. Lo más conveniente es consultar con un asesor fiscal o financiero para obtener información específica acerca de la manera en que las leyes tributarias aplican para usted y para su situación financiera en particular.

Compartir