Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

March 14, 2017

Quizá no has visto todavía una ‘tiny house’ en tu barrio, pero el fenómeno de las ‘tiny houses’ se ha extendido por todo el país. Para algunos, la mudanza es impulsada por un deseo de cambiarse a una casa más pequeña y vivir un estilo de vida minimalista. Otros lo ven como una forma de disminuir su impacto en el medio ambiente.

¿Qué Podemos Aprender del Fenómeno de las ‘Tiny Houses’?

Muchas veces la economía es una gran parte de la ecuación. Comprar y mantener una ‘tiny house’ es relativamente barato, y los ahorros pueden ayudar a la gente a continuar hacia una libertad financiera.

La vida en una ‘tiny house’ (también conocido como ‘tiny living’) no es para todo el mundo. Sin embargo, la ‘tiny living’ requiere de ingenio e iniciativa y todos podemos aprender algo de aquellos que escogen ‘tiny living’.

Libertad de deuda no tiene precio. Viviendo de acuerdo con tus ganancias es una creencia de muchos que pertenecen a la comunidad de ‘tiny living’. Entre la mano de obra y los materiales, construir una ‘tiny house’ podría costar entre $20,000 y $60,000. En contraste, según la [Oficina del Censo de EE.UU], el precio promedio de venta para una casa nueva en diciembre de 2016 fue $322,500.

El precio relativamente bajo te da la oportunidad de comprar una ‘tiny house’ sin tener una hipoteca que te tomaría décadas en pagar. Los ahorros generados debidos a facturas más bajas de servicios públicos, impuestos y mantenimiento te ayudan a pagar otras deudas que no tienen nada que ver con la vivienda, como préstamos estudiantiles, y a vivir una vida sin deuda.

Habiendo dicho eso, es posible vivir en una casa más grande y todavía buscar [formas de bajar tus gastos mensuales] y luchar contra el estilo de vida de inflación (gastar más dinero a medida que ganas más). Un consejo común es que asignes la mitad del próximo aumento o bono para tus ahorros o que lo uses para pagar las deudas. Pero, ¿por qué no te retas a ti mismo a usar la cantidad entera del aumento o bono para incrementar tu valor neto?

Haz espacio para las cosas importantes. Cambiarte a una ‘tiny house’ puede requerir que también reduzcas los artículos del hogar, pero algunos ven esto como una ventaja más bien que una desventaja. No se trata de tirar todas las cosas que no son absolutamente necesarias, porque al mismo tiempo algunos adornos “innecesarios” convierten una casa en un hogar. Sino que tienes que decidir que es importante para ti, desde muebles hasta la ropa, y dejar lo demás.

Es fácil llenar una casa grande con objetos de poco valor que solo generan mucho desorden y tratar de limpiarla cada primavera. Quizá un método mejor seria ir de compras con una mentalidad de la ‘tiny house’. No gastes tanto tiempo preguntándote si puedes vivir sin una cosa en particular – puedes vivir sin muchas cosas – sino que trata de gastar tu dinero solamente en cosas que proporcionan sentido y alegría a tu vida.

Tienes más espacio de lo que crees. Si ves un tour de una ‘tiny house’ te vas a dar cuenta de cuales habilidades de organización e ideas originales de almacenamiento son las más importantes. Las mesas se convierten en bancos y las sillas también son estantes – parece que todo tiene por lo menos dos usos.

¿Cómo podría la imaginación transformar tu hogar? Si compras una repisa nueva y vendes las cosas que no son importantes, ¿no te daría más espacio? La inventiva y el pensar más allá de lo normal son claves para hacer lo máximo de lo que tienes.

Los productos de alta calidad valen la inversión. Muchos dueños de ‘tiny houses’ son muy conscientes de la basura que generan. Algunos escogen vivir en una ‘tiny house’ porque reducirá su huella ecológica. Los ahorros que provienen de ‘tiny living’ y este enfoque de la vida muchas veces a menudo llevan a inversiones en productos duraderos en lugar de alternativas más baratas.

La calidad sobre la cantidad es ciertamente una mentalidad que tiene mérito para pensar en adoptarla. Ponlo en práctica buscando empresas que ofrecen [garantías de por vida] en sus productos. Puede sorprenderte el descubrir que hay docenas de fabricantes, desde calcetines hasta herramientas eléctricas, que mantienen esta promesa.

¿Cómo vas a poner en práctica estas lecciones? La vida sencilla y la compra consciente no son características exclusivas de los dueños de ‘tiny houses’. Independientemente del tamaño de tu casa, puedes encontrar que la incorporación de estos principios y prácticas te ahorran tiempo y dinero. Dos valiosos recursos que nunca deben ser desperdiciados.

Compartir


Este artículo proporciona información general y no debe considerarse como asesoría salud, legal, fiscal o financiera. Lo más conveniente es consultar con un asesor fiscal o financiero para obtener información específica acerca de la manera en que las leyes tributarias aplican para usted y para su situación financiera en particular.

Compartir